Bienvenidos a Cinefantástico

Películas de Fantasía, Ciencia Ficción y Horror

Solo los amantes sobreviven

La depresión del vampiro

Mike Elizalde

Talento orgullosamente mexicano

domingo, 1 de noviembre de 2015

HOWL (2015)


Joe ha tenido un mal día, no ganó la promoción para convertirse en supervisor del tren por lo que, tendrá que seguir siendo el guardia, labor que no va más allá de recoger los boletos y abrir las puertas. Tampoco logró invitar a salir a una compañera y por lo visto, es un chaval al que ni siquiera los pasajeros le hacen el menor caso. Pero lo peor está por venir cuando el tren sufra una avería y se quede detenido en medio del bosque en plena noche de luna llena.

Después de ver hace unos meses el trailer y leer que la película británica Howl ganaba buenas críticas en los festivales en los que se iba presentando, me dispuse a verla de inmediato en cuanto me fue posible localizarla. Puedo decir que con respecto a lo anterior me siento engañado, no así, a lo concerniente a la publicidad de la película que citaba "De los creadores de los efectos especiales de La dama de negro y El descenso". Y sí, ni hablar, es evidente que Paul Hyett es maquillista y no director. Lástima que teniendo una anécdota simple pero con elementos suficientes para pasar una buena hora y media de sustos, tripas y sobresaltos, los guionistas le den más importancia a las conversaciones de los pasajeros (un elenco en el que de todos no se hace uno), a su relación de empatía y antipatía y, a su problemática personal que no lleva a nada, olvidándose de lo que verdaderamente interesa al espectador: ver cómo son devorados uno por uno a merced de los licántropos que, en teoría deberían ser los protagonistas, pero que a falta de ritmo en la narración atacan cada veinte minutos.

Howl en el nombre lleva la penitencia pues nos remite al clásico ochentero The Howling (1981) de Joe Dante, obra clave del cine de hombres lobo junto a Un hombre lobo americano en Londres (1981) de John Landis, y caramba si desde el título no aporta nada al subgénero, mínimo debería dignificar la figura de un monstruo que a últimas fechas ha sido caricaturizado en cintas como la saga Crepúsculo. Pero ni eso consigue, porque más que la fealdad de la criatura, lo que aterra es la torpeza con la que ataca, en verdad que dan ganas de mandar a estos lobos a que tomen un curso express con algún anarquista experto en vandalismo. Por citar un ejemplo, cómo es posible que rompan una ventana por donde cabe una persona y no se les ocurra entrar por ahí mismo, prefiriendo perder el tiempo tratando de abrir las puertas a empujones. O cómo teniendo un físico de luchador se los surtan dándoles pamba china.


Ahora bien, los efectos especiales a los que tanto se hace alusión, están aceptables dentro de los parámetros del cine B, no están de risa loca como los de La loba (1965) pero tampoco tienen el nivel de Rick Baker.

En fin, recomendable para los amantes de las películas del Syfy channel, yo prefiero una de El Santo.
--------------------------------------------------------
Cinefantastico agradece el patrocinio de Películas de Terror.