Bienvenidos a Cinefantástico

Películas de Fantasía, Ciencia Ficción y Horror

Solo los amantes sobreviven

La depresión del vampiro

Mike Elizalde

Talento orgullosamente mexicano

martes, 20 de enero de 2015

STAR TREK (1979) - Trailer

Con el pretexto de los 95 años del nacimiento del actor DeForest Kelley, mejor conocido como el Dr. Leonard "Bones" McCoy de la serie Star Trek (Viaje a las estrellas), comparto el trailer de la primera incursión que tuvo en la pantalla grande la tripulación del U.S.S. Enterprise comandada por el capitán James T. Kirk.

La película basada en el programa televisivo creado por Gene Roddenberry en la década de los sesenta, aprovechó el éxito de la recién estrenada Star Wars (1977) para traer de vuelta a Kirk, Bones, Spock y compañía, en una nueva aventura interestelar dirigida por Robert Wise. Inolvidable la banda sonora de Jerry Goldsmith.

viernes, 16 de enero de 2015

OUT OF THE DARK (2014)

- Oye Javier ¿Por qué no escribimos el guión de una película de horror?
- No estaría mal David. Se me ocurre algo muy original. Un matrimonio se muda a una casa embrujada.
- ¡Wow! Eres un genio Javier. Nunca se me hubiera ocurrido ¡Espera! Para hacer más tenebroso el asunto, la casa está en medio de la selva. No tienen vecinos y por la noche cualquiera se puede meter.
- Sí, sí. En fin que la gente nunca cuestiona por qué razón se van a esos lugares alejados de la civilización. ¡Ah! Pero el matrimonio tendrá una hija pequeña a la que se le aparecerán los fantasmas, ya sabes, por aquello de que los niños tienen más sensibilidad para percibir esas cosas.
- ¡No dejas de sorprenderme Javier! ¡Esa idea de la niña es muy novedosa! Se me viene otra ¿Qué te parece si los fantasmas son unos niños que han regresado para hacer justicia y no van a estar tranquilos hasta que su asesinato se resuelva?
- ¡David estamos en la misma sintonía! Juro que iba a decirte lo mismo. Lo bueno es que el público ni por asomo va a sospechar lo que está sucediendo. Nosotros los sabemos por nuestra experiencia como guionistas. Para ellos el final será totalmente inesperado.
- Ya tenemos la película. Redacta media cuartilla y envíasela a Lluíz Quílez.


Una escena similar protagonizada por los guionistas Javier Gullón y David Pastor fue la que se me vino a la mente al terminar de ver Out of the dark, rutinaria película de horror colombiana llena de clichés y lugares comunes, una obra totalmente predecible e intrascendente. No concibo que más de una persona se haya avocado a escribir una trama tan pobre que, toma elementos de aquí y de allá para ofrecernos más de lo mismo. El supuesto "atractivo" recae en que los actores principales son la estadounidense Julia Stiles y el británico Scott Speedman, que para ser honestos podrían ser ellos u otros y no se notaría la diferencia. El espectador termina odiándolos por interpretar a unos papás negligentes que cada cinco minutos pierden de vista a su hija.  El que de plano debe estar lleno de deudas para aceptar aparecer en semejante cosa, es el nominado al Oscar (por Juego de Lágrimas) Stephen Rea. Este señor ha venido en franca caída libre y aquí toca fondo. Sin embargo, le tengo fe y confío en que salga a flote, siempre y cuando no repita papeles como éste. Sobre el realizador español Lluíz Quílez solo puedo decir que debutó con el pie izquierdo. 

Hora y media de tiempo perdido.
----------------------------------------------
Cinefantástico agradece el patrocinio de Películas de Terror
 

miércoles, 14 de enero de 2015

EL SIGNO DE LA MUERTE (1939)

Una pareja de periodistas (Elena D´Orgaz y Tomás Perrín), que a su vez mantienen una relación sentimental, investigan una serie de asesinatos rituales relacionados con las profecías de un código prehispánico en el cual, se señala que la muerte de cuatro doncellas acabará con el dominio de la raza blanca y marcará el regreso de un descendiente de Quetzalcoatl al poder.

La engañosa publicidad en la que Mario Moreno Cantinflas aparecía como protagonista de la película, propició que la misma fuera un fracaso de taquilla. Esto obedeció en gran parte a que, no se trata de una comedia, sino de una trama policíaca con tintes macabros, que incluye sacrificios con escenas sangrientas muy atrevidas para la época (¡Mujeres con el pecho descubierto!). La aportación del dramaturgo, poeta, productor y guionista Salvador Novo, uno de los más reconocidos intelectuales mexicanos del siglo XX, es notoria ya que, introduce elementos modernos que rompen con el conservadurismo del México post-revolucionario. Por ejemplo, la periodista Lola Ponce (Elena D´Orgaz) es una mujer independiente, arrojada, intrépida, no está sujeta a los designios de su pareja, eso en el contexto socio-cultural de los años 30 ya era bastante adelanto. Una especie de Luisa Lane, que curiosamente fue creada en el mismo año. 
Un acierto de El signo de la muerte, es que evita los diálogos absurdos y las explicaciones descabelladas en las que posteriormente caería el cine fantástico mexicano, sobre todo el del género de luchadores, en el que también incursionó el director Chano Urueta, responsable de ésta obra. El conocimiento de Novo sobre la cultura prehispánica y la habilidad para aterrizar esos conceptos a un nivel que cualquier espectador pudiera comprender y al mismo tiempo no aburrir es otro punto a favor. La cinta, guardando las distancias, también recuerda a los filmes de horror de la Universal sobre todo en lo que a creación de atmósferas tenebrosas se refiere. Y al igual que en las películas estadounidenses de esos tiempos, no se necesita ser un genio para descubrir al asesino en los primeros cinco minutos. Por lo que respecta a la música, cuenta con la colaboración de uno de los máximos representantes de la llamada corriente nacionalista: Silvestre Revueltas. Las composiciones indigenistas del artista le vienen a la película como anillo al dedo.
Paralela a la trama principal hay una "subtrama" que es donde intervienen Cantinflas y Medel, la cual se inserta cada vez que el asunto se torna más oscuro ¿Intencional? No lo sé. Pero vale la pena mencionar, que la aparición de ambos personajes rompe con el ritmo de la película como si se tratara de un anuncio comercial. Un muy joven Cantinflas que aun no adoptaba el papel del peladito con el que ganaría mayor éxito en las siguientes películas, interpreta a un guía de museo y asistente de un profesor de arqueología (Carlos Orellana). El Mimo de México cantinflea poco, se muestra mesurado en sus gestos y se nota tímido. Por su parte, Manuel Medel es chaplinesco y hasta para la época se ve anacrónico. Los dos cortejan a la misma dama y fuera de uno que otro chiste relacionado con los poderes místicos de Cantinflas (como volver invisible a Medel o beberse un refresco por telepatía) ninguno aporta algo trascendente a la trama. Dicho en otras palabras, la cuota cómica sale sobrando, pero sin ella la película no duraría más de 45 minutos. 

Para los fanáticos de Cantinflas puede ser una decepción, pero como cine que en su momento pretendía ser vanguardista, apostando a un género poco abordado hasta ese lejano 1939, tiene muchos elementos rescatables.
-----------------------------------------------------
Cinefantástico agradece el patrocinio de Películas de Terror.

viernes, 9 de enero de 2015

AUTÓMATA (2014) Trailer

Autómata es el segundo largometraje del realizador madrileño Gabe Yañez. La película es una coproducción España-Bulgaria, protagonizada por Antonio Banderas, Dylan McDermott y Melanie Griffith, cuya premisa futurista sobre un policía persiguiendo a un autómata que ha roto los protocolos de seguridad de una corporación, suena como un remake de Yo Robot; incluso el autómata como se vislumbra en el trailer es casi idéntico al de la mencionada película de 2004. Ojalá Gabe Yañez, responsable de los efectos visuales de El día de la bestia (1995) y Perdita Durango (1997) nos tenga deparada una sorpresa. Mientras tanto comparto el trailer.

NUEVE (2009)

Varios son los motivos que hacen de Nueve, una película digna de convertirse en un referente del cine de animación moderno. La cinta dirigida por Shane Acker, director nominado en el 2005 al premio Oscar por el cortometraje del mismo nombre, cuenta con un argumento sólido y una premisa interesante, que aunque inevitablemente nos remite a Matrix (1999) de los hermanos Wachowski, y a la secuela Terminator: Salvation (2009), no por ello deja de sorprender al espectador con el despliegue de creatividad y talento que caracterizaba todavía hasta ese momento a las grandes producciones del prestigiado Tim Burton.

Protagonizada por nueve muñecos de trapo (identificados por los números que portan en la espalda) que deberán enfrentarse a unas máquinas gigantes si quieren preservar el futuro de la civilización, la trama se desarrolla en un escenario post-apocalíptico, en un futuro donde se respira el pesimismo y el miedo provocado por el dominio de unas máquinas que amenazan con capturar las almas de sus enemigos.

Nuevamente, se hace presente el conflicto que enfrenta el ser humano ante los avances tecnológicos, concretamente las máquinas que lo rebasan hasta obtener un poder ilimitado. Es así, que tanto 9, como los demás personajes que lo acompañan en su travesía, representan con claridad los sentimientos de esperanza para salvar al mundo del desastre.

La cinta visualmente es perfecta. Las texturas que casi pueden tocarse, la estupenda iluminación y el juego de sombras que están increíbles, junto al detallado diseño de arte, nos hacen olvidar que estamos ante un mundo irreal, un sitio inventado por un director que, con éste logro, se perfilaba para ser uno de los mejores del género. Hablo en pasado porque Nueve fue el debut y despedida de Shane Acker, lo que casi confirma el rumor de que solo prestó su nombre, siendo el responsable detrás de la cámara, el mismo Tim Burton.

Cabe mencionar que Nueve, la cual fue clasificada para niños y adultos, no es una película dirigida al público infantil. A diferencia de otras películas, la historia no recurre al humor fácil ni forzado, por el contrario, por momentos cuenta con una carga dramática  muy emotiva y escenas que podrían considerarse fuertes para los pequeños. La versión en DVD y Blu Ray permite disfrutar las voces de Christopher Plummer, John C. Reilly, Elijah Wood y Jennifer Connelly entre otros.

Muy recomendable.
------------------------------------------------------------------------
Cinefantástico agradece el patrocinio de Películas de Terror

jueves, 8 de enero de 2015

FREDDY VS JASON (2003)

A principios de los años 90, Jason y Freddy ya habían dado lo que tenían que dar. Al primero era inevitable que lo sacaran de Crystal Lake ¿Quién en sus cinco sentidos seguiría yendo a un lago en donde todos los veranos se sabe que matan a alguien?, pero mandarlo de paseo a Manhattan tampoco dio mucho resultado. Posteriormente en 1993, el título Jason va al infierno, hacía suponer que, por fin la productora reconocía que ya no había tela de donde cortar (ahora sabemos que la palabra FIN no existe en su diccionario). Pero sucedió algo raro. La cinta termina con una escena que podía interpretarse de dos maneras: como un buen chiste o como una posibilidad de ver juntos a Voorhees y Krueger. Sin embargo, ésta idea se quedó solo en eso con el estreno en 2001 de Jason X, una barbaridad que la sitúa entre las peores películas de horror de principios del siglo XXI. 

Por su parte, La muerte de Freddy (1991) anunciaba el desenlace de Pesadilla en la calle del infierno pero ¡No fue así! Tres años después se estrenó La nueva pesadilla de Wes Craven, en donde al creador del concepto original se le ocurrió la idea de contarnos que Freddy, el personaje ficticio, cobra vida para matar a la actriz Heather Langenkamp, la protagonista de la primera película. Aparecen Craven y Robert Englund interpretándose a sí mismos. Se deja ver como una curiosidad.

Tuvo que pasar una década, para que por fin, los seguidores de estos célebres amantes del destajo y la matazón se vieran las caras en la misma película. 

Decepcionado al ver que los jóvenes del nuevo milenio ya no le temen, el buen Freddy Krueger tiene la maravillosa idea de regresar a la vida a Jason Voorhees, para que mientras él retoma fuerzas, el asesino de Crystal Lake le dé una lección a las chicas y chicos calenturientos de Elm Street, sin necesidad de esperar a que estos se duerman. Es el mismo Freddy, quien se encarga de ponernos al tanto del asunto en los tres minutos previos a los créditos iniciales. 

En lo personal, debo decir que las películas de Viernes 13 nunca terminaron por llamar mi atención. Por consiguiente, Jason me parecía un personaje totalmente carente de interés, cuya única gracia era dejar caer el machete sobre sus víctimas para atravesarlos de lado a lado. En cambio, en cada entrega de Pesadilla en la calle del infierno, se iban revelando varios detalles sobre el pasado de Freddy (por ejemplo, quien fue su madre y la forma en que fue concebido), en ello radicaba en gran parte, la curiosidad por ver las secuelas. Además, Robert Englund bordó de maravilla el papel, otorgándole una personalidad única e inconfundible. Freddy puede ser terrorífico y cómico al mismo tiempo y eso lo hace muy atractivo. Otro punto a favor para el hombre del sombrero y guante de navajas, es el contexto en que asesina a sus víctimas, es decir, el mundo de las pesadillas. Una vez dormidas, las personas son presas de los más ingeniosos y a veces hasta graciosos ataques, sin que los espectadores cuestionen lo absurdo de la situación, después de todo dentro de un sueño lo irreal y fantástico no tiene limites. 

Una vez que he dejado en claro la razón de mi preferencia por Freddy, les comento lo que opino de la película en cuestión. Como verán, la premisa es de lo más simple y lo único que se puede esperar es que por lo menos resulte divertida. Sin embargo, es dispareja en todos los sentidos y el argumento es pan con lo mismo. Otra vez tenemos a la chica curvilínea que muestra sus atributos como Dios la trajo al mundo antes de que la pasen a cuchillo en el lago. A los pelafustanes que también los tasajean por andar portándose mal (entiéndase eso como tener relaciones, drogarse o emborracharse) y todos los personajes estereotipados que hemos visto en ambas sagas, como los papás que guardan el secreto de quién es Freddy, qué hizo y cómo murió ¡Por Dios todos los seguidores lo sabemos! ¿Hay necesidad de que nos lo repitan? Y qué decir de la chica virginal, que siempre termina siendo la sobreviviente de la masacre, al más puro estilo moralista de los tiempos en que Ronald Reagan era presidente de Estados Unidos y los asesinos seriales en el cine, jugaban el rol de defensores de la decencia y las buenas costumbres. 

A la mitad de la película Freddy Krueger y yo nos preguntabamos lo mismo ¿Para qué diablos revivir a Jason? Tan absurdo como en Plan 9 del espacio exterior (1959) de Ed Wood, en donde los extraterrestres teniendo la tecnología para conquistar el mundo optan por revivir a unos muertos. En verdad, no tiene sentido. Una vez que inician los enfrentamientos, nos encontramos con que dentro de las pesadillas, la figura de Jason queda reducida a la de un pelele de Freddy; es como ver a un peso mosca enfrentar a un peso pesado que, con todas las de ganar se rebaja para que el enfrentamiento luzca parejo. Es un hecho que Freddy cuenta con mucho más recursos que Jason, basta con pensar que, si tuvo el poder para revivirlo nada le costaría regresarlo a la tumba, pero en fin, esa no es la lógica del director chino Ronny Yu. 

Lo más divertido, son los últimos veinte minutos en los que con lujo de violencia - lo que agradecerán los amantes del gore -los monstruos ya situados en la realidad, se dan hasta con la cubeta, lanzando uno al otro por los aires, mutilándose y haciendo gala incluso de artes marciales, todo para divertir a un público que no veía la hora en que por fin se diera el encontronazo con la intensidad que se prometía. Los seguidores incondicionales de ambos parecen haber quedado complacidos, prueba de ello es que el filme costó 25 millones de dólares ganando en taquilla poco más de 80. Insisto, aunque es más entretenida comparada con alguna de las últimas secuelas de Viernes 13 sobre todo, es un hecho que aporta muy poco a la filmografía de dos personajes que ahora sí, ya deben estar compartiendo habitación en un asilo.