Bienvenidos a Cinefantástico

Películas de Fantasía, Ciencia Ficción y Horror

Solo los amantes sobreviven

La depresión del vampiro

Mike Elizalde

Talento orgullosamente mexicano

martes, 28 de octubre de 2014

LAS 3 CARAS DEL MIEDO (1963)

Antología dirigida por Mario Bava, uno de los llamados maestros del horror del cine italiano, precursor del genero Giallo, antecedente del Slasher, que adapta tres cuentos escritos por Tolstoi (Alexei, no confundir con Leon Tolstoi), Chejov y Maupassant. Las 3 caras del miedo es una joyita del cine macabro cuya particularidad radica en que, a diferencia de otras obras de temática similar no transmite la sensación de misterio a través de atmósferas oscuras, sino por el contrario, recurre a una fotografía llena de intensos colores, es así que por ejemplo, el verde se funde con el morado y el azul con el rojo, sobre todo en el segundo episodio. Notable es la influencia que tiene la cinta de Bava sobre el filme Suspiria (1977) de Dario Argento.

El teléfono

Cuento en el que una bella mujer recibe las llamadas de un hombre que amenaza con asesinarla antes del amanecer y quien, casi de forma inexplicable conoce a detalle cada uno de sus movimientos.

De las tres historias, esta sin duda es la que menos asusta. No cuenta con ningún elemento fantástico ni sobrenatural. Sin embargo, los hechos se van desarrollando como una trama hitchcockiana, cargada de una alta dosis de suspenso en los minutos iniciales, en la que la persona en riesgo queda atrapada entre cuatro paredes; para luego diluirse en un desenlace que poco sorprende a pesar de la vuelta de tuerca.

Muy parecida a algún capítulo de la clásica serie de televisión Alfred Hitchcock presenta, lo que más llama la atención es la forma en que abiertamente se muestra la relación lésbica entre las dos protagonistas. Se deja ver, pero insisto, es la más floja de las tres.

Los Wurdalak


Un aristócrata encuentra durante su cabalgata, el cuerpo de un hombre decapitado con una daga enterrada en la espalda. Continua su viaje hasta llegar a una solitaria casona en donde habita una misteriosa familia, quien le advierte que debe irse antes de que llegue el patriarca y es que todo parece indicar que éste se ha convertido en un Wardulak, un vampiro con especial predilección por beber la sangre de las personas que ama.




Historia de horror tradicional, que da un giro interesante a la figura del típico vampiro rumano. En mi opinión - influye mi gusto personal por los chupa sangre- es la mejor de la trilogía. Cuenta con un protagonista de lujo, me refiero al otrora monstruo de Frankenstein, el actor británico Boris Karloff, quien también es el anfitrión que abre y cierra la película. Lo mejor, la fotografía, el desenlace y la presencia de una tal Susy Andersen, a la que, más de uno con mucho gusto le encajaría el diente.

La gota de agua


Una enfermera es llamada para preparar y cambiar la ropa de su paciente , una vieja que ha fallecido minutos después de participar en una sesión de espiritismo. Aprovechando la distracción de la servidumbre, la enfermera hurta el anillo que la difunta porta en uno de sus dedos. Lo que en principio no va más allá de un robo, será el preludio de una noche de pesadilla.




Historia de fantasmas en la que, la gota de agua que da título al cuento, tiene un papel tan preponderante como los latidos que escucha el protagonista de El corazón delator de Edgar Allan Poe. Si bien hay que reconocer que los efectos especiales y la caracterización de la espiritista ya resintieron el paso de los años, también cabe mencionar que la sensación de que algo sobrenatural está a punto de pasar, se mantiene intacta.


La cinta finaliza con un curioso cierre que nos enseña que gracias a la magia del cine, no todo es lo que parece.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cinefantástico  agradece el patrocinio de Películas de Terror, blog amigo que nos adentra en las entrañas de ese género tan gustado.



domingo, 12 de octubre de 2014

CUENTOS ASOMBROSOS (1985)

Es momento de remontarme a 1987 cuando vi en el cine por primera vez Cuentos Asombrosos, película que confieso, supe hasta ahora que fue realizada en 1985. Recuerdo bien el año de estreno en México, porque coincidió con la versión fílmica de Los Intocables de Brian De Palma. Incluso mi padre que ya la había visto, me dijo que uno de los actores del primer cuento, era quien interpretaba a Elliot Ness, refiriéndose por supuesto al no tan conocido actor Kevin Costner.

Los setentas y ochentas son las décadas que personalmente disfruté más el cine de Steven Spielberg, por lo que Cuentos Asombrosos, pese a ser una obra menor en la filmografía del llamado Rey Midas de Hollywood, me dejó un grato sabor de boca y la esperanza de ver una secuela. Como muchos saben, las entregas posteriores se lanzaron directo en video y luego las pudimos ver como programa de televisión.

La película está compuesta por tres episodios:

1. La misión.


Las acciones se sitúan en la Segunda Guerra Mundial, en donde un bombardero estadounidense es atacado en su misión numero 23, lo que provoca que uno de sus tripulantes quede atrapado en la cabina de la ametralladora, la cual se encuentra en la parte de abajo del avión. El problema aumenta cuando el capitán y los demás compañeros se percatan de que el tren de aterrizaje también se ha dañado, haciendo imposible el aterrizaje sin hacer añicos la cabina. La tensión aumenta conforme pasan los minutos, ya que todos prácticamente dan a su compañero por muerto. Sin embargo, el intenso deseo de vivir del joven, propicia un fantástico e inesperado acontecimiento.

Steven Spielberg imprime al primer cuento su sello personal. De nuevo, nos encontramos en medio de la guerra con los aliados como protagonistas ¿Qué si es sensiblero?  Quizá, pero insisto, ese es el estilo que al cineasta ha dejado tan buenos dividendos. También hay implícito un homenaje a los dibujos animados de Walt Disney de los años cuarenta y puede considerarse una anticipación a lo que veríamos tres años después en ¿Quién engaño a Roger Rabbit? (1988). Es curioso que Casey Siemaszko, actor que interpreta al personaje alrededor del cual se desarrolla la historia sea el que menos destaque, siendo opacado por el ya citado Kevin Costner y un Kieffer Sutherland que se muestra compasivo como pocas veces.

44 minutos de duración pueden ser considerarse el único pero.

2. Papi Momia

Mientras filma una película de horror en la profundidad del bosque, un actor recibe la noticia de que su esposa está a punto de dar a luz. Al salir disparado como loco rumbo al hospital haciendo caso omiso al director, quien le ofrece que alguien lo lleve, olvida que está caracterizado como momia. Una alocada persecución inicia cuando tras una serie de desafortunados incidentes, se topa con unos pueblerinos que lo creen un monstruo de verdad. Por si fuera poco con una multitud enardecida queriendo lincharlo cual si fuera Frankenstein, en la escena también hace acto de presencia Ra Amin Ka, la momia verdadera que inspiró la película que estaban rodando.

Cuento dirigido por William Dear (Harry y los Henderson), que funciona como una divertida parodia de las películas de los monstruos clásicos de Universal Pictures. Los ingeniosos diálogos no han perdido vigencia con el paso del tiempo; en lo personal me gusta la escena en que un aldeano fanático de esas cintas, interrumpe a otro mientras explica la forma en que hay que matar a la momia "Con una estaca en el corazón (así no se mata una momia, así se mata a Drácula), con fuego odian el fuego (ah ah Frankestein odia el fuego), una bala de plata (el hombre lobo)". Bronson Pinchot el actor que interpreta al director de cine, es idéntico a Steven Spielberg en esos tiempos ¿Casualidad? No lo creo. 

3. La cabeza de la clase


Dos alumnos, una sensualona chica y su enamorado, capaz de echarse la culpa por ella y padecer insufribles castigos en clase impuestos por el abominable maestro de literatura, deciden darle una lección al docente por medio de un hechizo que le provoque un hipo interminable. Como lo suyo no es la magia, las cosas no salen conforme a lo planeado y, ahora la escuela y las tareas serán lo de menos cuando tras ellos vaya el profesor sin cabeza.

Para cerrar con broche de oro, dejaron el mejor cuento para el final, una combinación de comedia de humor negro con horror adolescente, tan emocionante como divertida. Episodio escrito por Mick Garris, creador del programa de televisión Masters of Horror y dirigido por un joven Robert Zemeckis, quien de algún modo retomaría la idea en la divertida película La muerte le sienta bien (1992). Protagoniza uno de los mejores actores del género fantástico ochentero, Christopher Lloyd, el entrañable Doc Emmet Brown de Volver al futuro (1985) y villanazo Juez Doom de ¿Quién engaño a Roger Rabbit? (1988). También actúa Mary Stuart Masterson.

Muy recomendable para los amantes de las antologías de relatos fantásticos.
--------------------------------------------------
Cinefantástico los invita a activar sus sentidos escuchando Adrenalina Radio.


http://adrenalinaradio.com/